viernes, 8 de marzo de 2013

Crónica Marató de l'Anbaso 2013

La Etapa
Marató de l'Anbaso 2013

Datos de Interés
58,2Km.
2023m. de desnivel positivo acumulado.
3h21m
17,34Km/h de velocidad media.
Índice IBP: 150

Perfil de la Etapa










Mapa de la Etapa





















La Crónica
Los 5 meses trascurridos desde la ya mítica Bicicims del pasado mes de Octubre, habían hecho que las ganas de participar de nuevo en una marcha, fueran más que voraces.
Y si el fin de fiesta del año pasado fue a lo grande, el petardazo de salida de las marchas de este año, no le podía ir a la zaga. Ni más ni menos que la Marató de l'Anbaso, prueba que las principales figuras del panorama biker catalán tienen señalada en el calendario como "do not miss".
Y entre tanta figura, no podía faltar la representación Maco, aunque solo fuera para dar un poco por culo...
Para tal empresa, mis dos socios no me fallaron y tanto MAD como Sherpa, no dudaron en inscribirse.
La logística en este caso era pan comido. MAD y yo en un coche y Sherpa en el otro. La concentración, coser y cantar... A las 07:40 enfrente de la RENFE. Para asegurar la puntualidad, Sherpa deja ya la noche de antes la bici metida en el coche, pese a que MAD le advierte de que igual al día siguiente los amigos de lo ajeno le dan una desagradable sorpresa (y si no, preguntadle al bueno de Adán...)
MAD pasa a buscarme a las 07:30, cargamos mi bici y nos vamos a buscar a Sherpa... Pero pasan los minutos y Sherpa no llega... Las 07:50 y Sherpa sin aparecer... Nos tememos lo peor, que al final le hayan soplado la bici, pero la realidad supera a la ficción. Son casi las 08:00 cuando llega el tío diciendo que ha tenido que volver a casa porque se había dejado el casco y que con los nervios, había aprovechado para plantar el enésimo pino de la mañana...

Tras el amago de meterle, nos vamos hacia Aguilar de Segarra.
Viaje sin complicaciones y al llegar, nos dirigen hasta un descampado en el que aparcamos. Vamos a recoger los dorsales y el espectáculo es fantástico. Cada biker con cada máquina y con unas patas que asustan al miedo. Entre la flota de coches de equipo bien dispuestos atendiendo a los corredores, destaca la presencia insultante del pedazo autocar que ha desplazado el equipo Tomàs Belles a la prueba, que haría enrojecer a varios autocares de clubes de fútbol de primera. Madre mía, qué bicharraco...

Pim, Pam... Crisis, what crisis???

Recogemos los dorsales y volvemos a los coches a uniformarnos debidamente.
Una vez todo listo y cuando estoy ya metiéndole prisa al resto, MAD me mira y me dice: ¿No te dejas nada?" Mierda, si lo dice es porque algo me falta. Reviso todo, pero no echo nada en falta... hasta que entre el descojone de los dos cabrones, contemplo horrorizado que no he colocado el dorsal en mi bici... Jojojo, con un par...

Magnífico aspecto el que presentaba la salida...

Solventado el detallito, por fin, nos dirigimos a la salida. Aun es pronto y calentamos un poco, hasta que por fin, nos ubican en el cajón de los globeros. Empiezan a llamar a los Pros, que al oír su nombre pasan por delante nuestro para ocupar la primera fila de la parrilla. Vemos pasar a Luis Leao, Guillem Muñoz, Llordella, Ever, Trayter, Argelaguer, Oriol Colomé, Freixer, Collados, etc...
Jojojojo, será el único momento en el que los veremos...

Los pros, a palos desde el primer metro...
Por detrás, en el gallinero de los paquetes, esperamos a que la cosa empiece a moverse.
Cuando por fin podemos empezar a pedalear, MAD sorprende con un furibundo ataque de salida y cuando pasa bamboleándose como un poseso junto a mí y le veo el careto de "Qué clase que tengo, molo mazo, en la primera tachuela reviento...", no puedo más que empezar a descojonarme...

MAD atacando y yo partiéndome...
Tras un par de kilómetros por asfalto picando hacia arriba en los que procedo a afeitar a MAD y a adelantar el máximo de posiciones posibles (pocas la verdad, aquí el nivel es muy alto...), salimos del pueblo y nos desviamos hacia una pista de subida con el terreno bastante roto, pero por donde se podía traccionar bien.
Que aquí la gente va a competir, se nota ya de entrada en la dificultad que supone adelantar a nadie. Aquí la gente no se aparta y defiende su posición aunque pidas paso. Hay un momento de la subida en el que el recorrido hace una curva de derechas que me permite ver al pelotón delantero en la lejanía y flipo... Menudas locomotoras a bloque...
Superada la pista, la subida continúa por un singletrack en el que veo que la gente sube andando, hasta enlazar de nuevo con otro tramo de pista. Un contínuo sube-baja me lleva hasta el primer avituallamiento, que paso de largo y me meto por un sendero en bajada que la lluvia ha convertido en un barrizal. Desastre...
Adherencia nula y pese a intentar frenar, la bici se desliza patinando hacia lo inevitable, cada vez más rápido. Las Kenda Small Block Eight que tan bien se comportan en terreno seco, en un barrizal no consiguen expulsar el barro y se convierten en los más parecido a un neumático slick.
Total, que viendo el percal, busco la primera escapatoria viable y en el primer amago de "prado", decido tumbarme cómodamente con la bici puesta... Por detrás viene una biker que lejos de ayudarme, me increpa por no haberme tirado antes...
Tras la galletita, acabo de bajar de nuevo hasta la pista y a partir de aquí, el recorrido se convierte en un rosario de senderos a cuál más espectacular.
Se podría resumir el recorrido como puramente de senderos y los tramos de pista ancha y alguno que otro por asfalto, sirven únicamente para ir enlazando senderos hasta meta. A destacar la media docena de cortados prácticamente verticales que empalmaban los senderos con las pistas anchas. De esos que ves que los dientes peligran pero que luego, no sabes muy bien cómo, consigues salvar.

Demasiada ropa, lo sé...

Del recorrido en sí, no me viene a la memoria nada especial, tan solo que la dureza que se acumula en las piernas en una ruta tan rompepiernas te acaba pasando factura antes. Recuerdo también que las bajadas por alguna pista eran muy rotas y con mucha piedra suelta y que recorridos así también tenían que acabar destrozando las bicicletas...
En una bajada de esas sobre el kilómetro 25 aproximadamente, hizo que una pedrada en un radio me desestabilizara completamente la rueda trasera. Por los senderos y trialeras no se notaba mucho, pero al rodar por pista y sobre todo por asfalto, daba miedo notar cómo temblaba la bici.
Temiéndome lo peor, no quise ni bajarme de la bici para comprobar la avería... Ojos que no ven, corazón que no siente...

Para acabarlo de rematar, a falta de 5Km. empiezo a oír cómo sale aire del neumático trasero... Dios... Desde la rajada del neumático trasero en mi primera participación en la Maratón de los Monegros, no recordaba una putada semejante en una marcha... Empìezo a rezar para que el líquido del tubeless haga su efecto, pero no hay manera. Veo cómo sale en plan spray por la cubierta.
Me bajo de la bici, busco el pinchazo y lo tapo con el dedo intentando que el líquido se acumule y consiga acabar de sellarlo. Tras un par de amagos de volver a abrirse, por fin sella y puedo seguir adelante.
El último sendero en subida con un par de tramos de bici a cuestas hace pupa, pero nada que ver con la emboscada final de fin de fiesta. Cuando ya vislumbras de nuevo Aguilar de Segarra y estás a punto de pisar el asfalto por el que se inicia la marcha, nos meten por un sendero a la izquierda que acaba cruzando un túnel y desemboca en unas paredes que por inesperadas, siembran la desesperación y te pegan la estocada final para que llegues fundido a meta.

Por fin, cruzo al arco de llegada y un voluntario me pregunta si he hecho la corta. Le digo que no, que he hecho la larga y me dice que he ganado. Jojojojo, le miro y le pregunto que si es que han descalificado a los 80 primeros, a lo que el buen hombre me aclara: "¡No hombre, la categoría Open!"
Sin salir de mi asombro, aparco la bici, recojo mi camiseta técnica (muy bonita, por cierto) y me pongo a esperar a MAD y Sherpa mientras con la vista voy viendo a los Pros ya duchaditos y dispuestos a recoger sus trofeos.

El primero en llegar es MAD y un rato después llega Sherpa, que con su careto lo dice todo...

Sherpa, hecho unos zorros en meta...

Después de una comida un tanto justita y de dar buena cuenta del porrón de vino, limpiamos un poco las bicis, las montamos, nos cambiamos y emprendemos el camino de vuelta. 

Celebrando la "no-victoria"...
Clasificaciones provisionales (*)...

* Tras publicar claramente nuestra victoria, al cabo de dos días fui relegado al quinto puesto. Me consta que la maquinaria legal del C.C. Maco está trabajando duramente presentando alegaciones y si se diera el caso, querellándose ante quien haga falta (**)...

** A día de hoy, el tema querellas quedó en un mero calentón de bar enzarzados en una pirámide de cervezas de base 6. Se decidió por unanimidad, que el avituallamiento de la Barata del Camí Moliner de este domingo, pagaría los platos rotos (***).      

*** Señor@s voluntari@s del avituallamiento de la Barata, no echen a mis compañeros como hicieron el año pasado... Dejen al menos que se les pase un poco el pedo...

5 comentarios:

C.C. MACO TERRASSA dijo...

CONCENTRACIÓN CAMÍ MOLINER

Domingo 07:30 en la Rotonda de Galerías del Tresillo (Av. Béjar con Av. del Vallès).

MAD dijo...

jojojojo como te gustan mis ataques inmoladores sin sentido, ,,,,!!!!!!
nos vemos mañana! !!

nando urbano delgado dijo...

Buena crónica fran,,,nos sobraba mucha ropa,,,,,que pesadez de senderos y más senderos,,,,,y yo aún me pregunto,efa necesario esos primeros 12km? Que duros.

coppi dijo...

gran cronica Fran,pero la maconeta no tiene nada que envidiar a ese autocar, que seguro que no tiene vaguada, nuevamente felicidades por el resultado

MAD dijo...

que guapo esta nando! !!!!